España, uno de los países con menos ayudas fiscales por tener hijos

noticia_normalHacienda fijará más beneficios tributarios para las familias. El Ejecutivo estudia elevar los mínimos exentos, que volverán a aplicarse sobre la base del impuesto.

Un contribuyente que en España gana un salario medio paga un tipo por IRPF y cotizaciones sociales del 23,9%, por debajo de la media de la media europea (28,6%). Si ese mismo contribuyente se casa, tiene dos hijos y su cónyuge no trabaja, pagará por renta y seguridad social un tipo del 16,1%. En esta ocasión, el tipo se encuentra un punto encima de la media europea. Estos son los resultados del último estudio publicado por la OCDE sobre la carga fiscal en el trabajo, que mide los sueldos medios de los países en dólares y en paridad de poder de compra. El informe muestra que España es uno de los 21 países europeos que forman parte de la OCDE que menos rebaja la fiscalidad para los contribuyentes cuando estos tienen hijos. Esta tónica se repite con independencia del nivel de ingresos de la unidad familiar (ver gráfico). Por ejemplo, un soltero con dos hijos que gana el 67% del salario medio tributa por renta y cotizaciones sociales al 8,9% frente al 4,3% de la media europea.

 

Los datos de la OCDE han sido analizados por la comisión de expertos para la reforma fiscal elegido por el Gobierno y también por el Ministerio de Hacienda, que tiene muy claro que los cambios en el IRPF se focalizarán hacia las familias. Encima de la mesa hay tres propuestas principales. En primer lugar, se plantea elevar los mínimos personales y familiares, es decir, la cuantía que Hacienda considera que no debe tributar ya que se destina a cubrir las necesidades básicas de los contribuyentes. El mínimo personal asciende a 5.151 euros. El importe eleva 1.836 euros para la unidad familiar por primer hijo, 2.040 euros por el segundo, 3.672 euros por el tercero y 4.182 euros por el cuarto y siguientes.

Fuente: Cinco Días
Leer la noticia completa, AQUÍ